St. Heinrichs Orden

Saludo del Maestro de la Orden

Siguiendo la tradición vivida de los grandes espíritus humanistas de la historia europea, cuya obra vital siempre trascendió las fronteras y nunca tuvo una orientación regional, sino europea e internacional, el objetivo de la labor de la Orden de San Enrique es apoyar, establecer y promover iniciativas comprometidas con el desarrollo sostenible de Sajonia, Alemania y Europa, y cuestionar críticamente los acontecimientos contemporáneos.

El buen comportamiento, la formación de la propia personalidad y el valor moral han sido virtudes desde tiempos inmemorables. En el siglo XXI, por desgracia, la intolerancia y la exclusión, como también la disolución económica y la desmesura individual, se están convirtiendo en nuevas „virtudes“.

La disposición a la humildad, a la renuncia, así como el servicio a la comunidad y el compromiso con las raíces cristianas construyen el puente hacia los valores occidentales probados. La Orden de San Enrique se sitúa en esta secuencia tanto por su homónimo, el emperador Enrique II, como por las nobles normas vividas por sus miembros.

Por ello, estamos siempre abiertos a sugerencias, y a un animado y constructivo intercambio de ideas, de proyectos y de iniciativas.

Cordialmente,

Alejandro Príncipe de Sajonia Duque de Sajonia

Margrave de Meissen